Jun 082013
 

Con la crisis, el ingenio y la necesidad han llevado a muchos propietarios de cosas de las que no sacan el mayor partido, o que simplemente necesitan ingresos adicionales, a alquilarlas ocasionalmente.

Han surgido muchísimas iniciativas de venta de artículos de ocasión, de libros de texto usados, de crowdfounding, de intercambio o trueque o de recados (Taskrabbit o Etece). Las más conocidas en temas de alquiler de pisos o de habitaciones en estancias muy cortas son webs con muchísimo tirón como www.airbnb.com o www.knok.com.

Home de Airbnb en España

Home de Airbnb en España

Pues bien, parece que, cómo no, la administración está tomando cartas en el asunto y empezando a sacar su tajada de esta “nueva economía” de los consumidores: se considera estas actividades lucrativas (siempre que haya contraprestación) y por tanto, se puede exigir el pago de un impuesto, una tasa u obligatoria la obtención de licencia municipal, etc. sobre el rendimiento obtenido de estas actividades.

Para mí la clave está en la ocasionalidad. Si sólo se hace de vez en cuando y no de forma industrial, no se debería considerar actividad lucrativa y no nos deberían pedir cuentas en Hacienda.

Alquiler vacacional
En España algunas Comunidades como Catalunya asimilan estos alquileres, por muy cortos y limitados a una parte de una propiedad inmobiliaria que sean, a una actividad lucrativa sujeta a impuestos. En concreto los pisos requieren una licencia municipal (licencia de vivienda de uso turístico) y una cédula de habitabilidad bajo amenaza de sanción administrativa.

New York, New York
Leo en Fastcompany.com que un usuario de AirBNB en Nueva York llamado Nigel Warren, ha sido condenado por un Juez a pagar una sanción administrativa de 2.400 $ por alquilar su apartamento a un tercero a través de esta conocida web, por contravenir la Ley de Hoteles de esa ciudad que no permite alquileres de propiedades menos de 29 días.

Esta sanción no va a ser la última, seguro, ni en EEUU ni en España, ya que bastará alguna queja o reclamación de un particular o de alguna asociación empresarial (por ejemplo los hoteleros que ya han ganado esta baza con el Proyecto de ley de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler –que debate el Senado– y que va a limitar la posibilidad de que los particulares alquilen sus viviendas de forma temporal para uso vacacional) para tumbar esta web o cualquier otra como Niumba.com.

Home de Niumba.com

La home de Niumba.com anuncia el alquiler de apartamentos de vacaciones y casas rurales en más de 70 países

Se podrá alegar que no hay lucro y que la actividad es ocasional pero puede que la web Airbnb deba tener que empezar a limitar el concurso de sus usuarios más activos por parecer su actividad ya empresarial. O al menos, salvar su cara, haciendo a los usuarios firmar en sus disclaimers que se dan por enterados de su obligación de declarar esas actividades de alquiler.

Las cosas así, y con lo difícil que es en estos días ganarse la vida (que se lo digan a los autónomos), surge una nueva traba para los emprendedores: la voracidad fiscal de las administraciones públicas.

Be Sociable, Share!

  2 Respuestas a “El futuro de la web de alquileres Airbnb en entredicho”

  1. Muy buen artículo. No saben cómo recaudar más dinero del pueblo.

  2. Sigue adelante con este excelente trabajo.Presenta
    un contenido realmente excelente sobre el
    tema y tus comentarios son bastante acertados.

 Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(requerido)

(requerido)